Ganar dinero sin pronosticar

Pronosticadores de pago

Que el sector de las apuestas deportivas es un mundo rentable para ciertas personas nadie lo puede discutir. Sin embargo, casi todos pensamos que el verdadero beneficio se lo llevan en exclusiva las casas de apuestas y empresas grandes, pero nada más lejos de la realidad. Como ya hemos comentado en algunas ocasiones, los tipsters están de moda y si bien muchos de ellos comparten sus pronósticos de forma completamente gratuita, otros tantos cobran una cantidad al mes por el mero hecho de poder disfrutar de sus apuestas.

Es evidente que este selecto grupo de apostantes que se ganan la vida compartiendo pronósticos es una pequeña minoría dentro del panorama, pero muchos de ellos cuentan con una enorme masa de seguidores detrás. No es raro, incluso en nuestro país, encontrarnos con personas con más de 30.000 followers en Twitter y canales de Telegram que cuentan con varios miles de personas. Si a estas cifras le multiplicamos una cuota mensual, no es nada complicado deducir que estas personas pueden vivir a la perfección solo con este modelo de negocio.

Cabe destacar que las cuotas mensuales son de lo más variadas. La norma general es cobrar entre 10 y 15 euros al mes, una cantidad bastante asequible a cualquier bolsillo pero que, si se multiplica por un número decente de usuarios, se traduce en un sueldo a final de mes. Sin embargo, en la actualidad es posible encontrar a pronosticadores cuyo servicio se va a los 50, 100 e incluso 300 euros mensuales. Son muy exclusivos y no están al alcance de aquel con pocos fondos en la cuenta de su casa de apuestas, pero a cambio suelen ofrecer una jugosa rentabilidad mes a mes que cualquier fondo de inversión desearía tener en sus cuentas anuales.

Por lo tanto, apostar directamente en una casa no es la única forma de ganar dinero con las apuestas deportivas. Si te especializas lo suficiente, demuestras ser rentable y te haces un hueco en las redes sociales, puedes ganarte la vida perfectamente con algo tan simple como compartir aquellas apuestas en las que eres experto. Sobra decir que es un proceso que lleva tiempo ya que tal y como están las cosas no es nada fácil sobresalir respecto al resto de apostantes, pero con constancia y sacrificio es algo que puede convertirse en tu próximo empleo, desde casa y con algo que te apasiona.